23.1.14

Año nuevo en la montaña



A veces me sueño verde
o más bien del color del viento.
A veces duermo entre los yuyos
y espero que el sol me despierte.
A veces intento aprender su vuelo
o sólo ser aire.
A veces sólo veo la oscuridad de la cueva
cuando un sin fin de estrellas me muestra el camino.

-

Aquí arriba el sol te abraza, 
el pecho se hincha de aire y
la sonrisa es tan liviana como tus pies.
Encuentro otro rostro, de luz y amor,
donde había inseguridad
donde el dolor es remojado en leche
y abrazado con ternura.


-

Por caminos de tierra
que no dejan de subir.
Pasitos más cerca del cielo,
más cerca de un sol que empuja mi piel.
A ambos lados 
el desierto y nuestro amor.

-

Cáscarudos ecos que se alejan
en los vientos que arrastran canciones,
de apiladas piedras circulares
de techos de paja y barro.
Aprieto los ojos para escucharme
al lado de aquel árbol de inmensa sombra.
Las semillas lejanas que hoy conviven
con los ancestros de ramas resinosas.

-

la tierra tu hogar
el surco de un arroyo que se fue junto al sol
la piel que grita de ardor
ardida de amar y miedo
de temer seguir subiendo y no encontrar la cascada
de no encontrarme


No hay comentarios:

Publicar un comentario

elevados