23.1.14

registros del andar en bici por la ciudad



El no-lugar
Una ciudad de espaldas a su río.
La bici me lleva a rincones abandonados
habitados por grandes rampas de cemento
por enormes camiones y aviones.
Ese espacio que une un punto de otro.
Ese medio que dejó de ser para que otros sean.
Allí el tiempo toma otro valor
y el valor es tomado por la corriente.
Por un momento parece que el mirador 
contempla un oscuro vacío, como si allí se terminara el mundo.
Otros dos puntos que se encuentran, la marea y el cielo anochecido
donde estrellas brillan en el horizonte de su fusión
anunciando el camino.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

elevados